lunes, 15 de agosto de 2011

Regresando a la realidad

Último día de vacaciones... tic tac... tic tac... se acaban... noooooooooooo! Bueno, en mes y medio estaré de vacaciones forzadas, no es para tanto, jeje.

Buenas a tod@s, papá mimoso y yo ya estamos en casa. Realmente hace casi una semana que regresamos del viaje, pero no hemos parado en casa. Hemos querido exprimir al máximo estas vacaciones, porque a saber cuándo y cómo serán las próximas. 

Bueno, prometí una crónica del viaje que hicimos papá y yo la primera semana de agosto. Pasamos una semanita por tierras de Castilla y León, concretamente estuvimos por Segovia, Ávila y Salamanca. Ha sido un viaje gastronómico y cultural. Gastronómico por las comilonas que nos hemos pegado. Los quilitos de más que hemos traído a casa dan fe de lo bien que nos hemos portado en la mesa, jaja. En Segovia, el cochinillo. En Ávila, el chuletón. Y en Salamanca, probamos el hornazo, una empanada rellena de embutido ibérico que estaba para chuparse los dedos. Bueno, ha estado genial. 

Decidimos hacer este viaje por nuestra cuenta, pero escogimos el bus como medio de transporte porque a ninguno de los dos nos gusta conducir, menos en vacaciones y por carreteras que no conocemos. La verdad es que nos gusta mucho el tren, pero en este caso nos salía muy económico viajar en autobús, ya que todas las ciudades que he mencionado cuentan con servicio regular y los billetes son muy baratos. 

Pasamos los dos primeros días en Segovia. La paseamos por todos los rincones, desde el acueducto hasta el alcázar, pasando por decenas de iglesias y fachadas pintorescas. Al cabo de dos días, nos desplazamos a Ávila, donde tuvimos la inmensa suerte de pillar dos entradas para una visita teatralizada a las murallas. Nos encantó la ciudad, pero echamos en falta que el recinto amurallado no esté cerrado al tráfico. En comparación con Segovia y Salamanca, donde el centro histórico es peatonal, Ávila mantiene muchas calles abiertas al tráfico y parece que la cosa así pierde un poco de encanto. 

Finalmente, de Salamanca nos gustó mucho la piedra ferruginosa que da ese aspecto oxidado a los edificios y principales monumentos de la ciudad, como la encantadora Plaza Mayor o la imponente Universidad. En casi todas las ciudades contratamos visitas guiadas y en general quedamos muy satisfechos de la manera cómo supimos aprovechar el tiempo. 

Hemos comentado los dos que este ha sido uno de los mejores viajes que hemos hecho los dos solos porque no hemos discutido, nos hemos compenetrado perfectamente y nos hemos reído bastante. No obstante, hemos echado de menos a nuestros amigos, a los que conocimos hace tres veranos en un viaje a Portugal. Bueno, como acaban de ser padres no pensaban viajar este año, así que tuvimos que hacer esta escapada solos.

Al regresar a casa necesité dos días para acabar de curar un constipado que pillé en Ávila. Pero el resto del tiempo lo hemos aprovechado a tope para no olvidar estas vacaciones. Hemos ido de concierto, de correfoc, a pasar el día a la montaña a comer un gazpachito manchego, etc. Como veis no somos mucho de playa. A pesar de vivir a 35 km del mar, este verano no me he dado ni un chapuzón. Las de Madrid me vais a odiar, pero es que no me gusta nada el agua. Soy más de secano.

Mañana volveremos a la realidad. Como sabéis, me queda mes y medio de contrato, y además otra semana de vacaciones. De modo que no creo que me de tiempo para el agobio. Las últimas semanas de julio fueron insoportables, pero esta vez voy a hacer lo posible por acabar en este trabajo con una sonrisa en la boca.

El tema embarazo, pues nada, seguimos intentándolo, no hemos dejado de pensar en ello estas vacaciones. Dentro de una semana tenemos visita con la ginecóloga. He pensado en suspenderla miles de veces, porque no se cómo exponerle el tema. Me da palo que me diga que aún es pronto para preocuparse. La verdad es que llevamos 9 meses de búsqueda, aún estamos a un trimestre de la media para conseguir un embarazo, pero ya estamos muy desmoralizados. Nada, prometo crónica de la consulta, espero que no me envíe a freír espárragos.

¿Y vosotras cómo andáis? Os he estado leyendo, pero me ha resultado imposible comentar con el trasto de móvil que tengo. Tiene una pantalla demasiado pequeña para mis pezuñas de dedos, de modo que he sido incapaz de comentar. De todos modos, está la cosa muy parada ¿no?. Bueno, es señal de que estamos todas y todos disfrutando de unas vacaciones, de nuestras familias y de nuestros amigos. Supongo que en septiembre volverá todo a la normalidad. Yo ya he aterrizado, cuidaré la casa hasta que volváis.

Un abrazo. 

13 comentarios:

Pajaguja dijo...

Me gusta mucho el plan de vacaciones que habéis hecho, una buena forma de conocer el país. Hace unos años hice algo parecido con mi hermano, alquilamos un coche con GPS (me encanta conducir) y recorrimos el norte, desde Capmany hasta las cuevas de Cabárceno, regresando por Logroño.
Ahora como bien dices, a poner buena cara y pasar los días que quedan de la mejor manera, que no te amarguen la despedida.
De lo otro... espero poder dar buenas nuevas pronto.

Ester dijo...

guapa, me alegra que lo hayais pasado tan bien!!!!! menudos recorridos más culturales!!!! no habeis parado!!! y lo delos kilitos de más...es norma, eso es sintoma de haber disfrutado.

No te agobies con el trabajo para lo que te queda....y del tema barriguita, haz caso a tu ginecologa, te diga lo que te diga...lo hará por vuestro bien.

Besotes gordos, Ester

Quiteñabonita dijo...

qUE RICAS vacaciones! me alegro mucho que tú y papá mimoso hayan disfrutado mucho!

Y tranquila, con lo de la maternidad.. ya llegará... sé que es dificil la espera, y más fácil decirlo que hacerlo, pero también pasé por eso... y el mejor consejo que puedo dar es ver el vaso medio lleno!!!

Mamá (contra) corriente dijo...

Me alegra que lo hayais pasado bien, ¿habéis sobrevivido a los calores?.

Si te preocupa que tu gine no te haga caso, puedes añadirle unos meses a tu búsqueda. Lo hemos hecho muchos y no pasa nada!!! Es una pena que a veces haya que exagerar para que le hagan caso, pero si tu así vas a ir más tranquila, porque añadas unos mesecillos más a la cuenta...

Nenica dijo...

Hay que ver como se nota lo bien que te han sentado estas vacaciones! destilas optimismo y buen rollo! Me alegro un montón!

Nenica dijo...

Hay que ver como se nota lo bien que te han sentado estas vacaciones! destilas optimismo y buen rollo! Me alegro un montón!

mama de parrulin dijo...

Hola reina, qué buenas vacaciones! Ahora un empujoncillo de trabajo y luego a empezar una nueva vida y esto espero que sea en todos los sentidos de la palabra. Nunca está de más visitar a la gine.
Un beso gordo, gordo.

Trax dijo...

Bienvenida guapa!!
Vaya vacaciones, me encantan! La visita a Avila, lo que más, me trae buenos recuerdos, mi padre es de por allí!
Los kilitos ya se irán yendo.
Y ahora al trabajo con la mejor de tus sonrisas, no queda nada,piensa en que lo mejor está por llegar.
En cuanto a la gine, tú tranquila, te harán caso, si te ven preocupada. Yo la primera vez llevaba unos 8 meses y me atendieron perfectamente.
Un besito.

Anónimo dijo...

Hola Reeee- bonica (ya sabes quien soy)... Bueno solo deciros que nosotros tambien hemos echado mucho de menos este año las vacaciones con vtros... Encima con lo del Hospital..... Buff!
El año que viene ya sabéis donde vamos a ir, no? y Mojito va, mojito viene... Por esas cuestas.... Que carguen ntros maridos con los enanos, jijiji (porque ya veras como el año que viene ya tiene Daniel compañia...) :D!!!!!
Un beso wapa y nos vemos de aqui nada... Estamos deseando veros...

Muuuuuuuchos besossssssss!!!!!

100% Mamá dijo...

que bien tus vacaciones y me da envidia, de la buena, el calorcito, aqui un frio del demonio, como sabes en Chile nuestras vaciones oficiales son en enero y febrero, pero de manera excepcional nosotros nos escaparemos 9 dias, jejeje

Ana dijo...

Que bien que hayais disfrutado!!! yo estoy con mamá c/c, nada como exagerar un poco ante el ginecólogo!!

Animo en el trabajo, que dentro de poco haces borron y cuenta nueva. Seguro que es para mucho mejor!!!

Adriana dijo...

Hola! Bienvenida, no sabes las ganas que tengo de unas vacaciones así cómo las tuyas, por eso disfruté tanto leer la crónica.
Qué gusto que ambos lo hayan disfrutado, ahora a disfrutar también la realidad, que no hay de otra. Ya nos contarás cómo te va con los próxijos sucesos. Aquí estaremos para acompañarte. Un abrazo.

Cartafol dijo...

Las vacaciones creo que han sido geniales no?, ahora a seguir adelante y veras como todo va bien.Besos