viernes, 27 de mayo de 2011

Noticias bonitas y otras novedades (chungas)

Siento haber desaparecido durante tantos días. Me ha faltado el ánimo y las ganas de escribir por los motivos que ya conocéis. Sé que no conseguir un embarazo después de seis meses no es motivo para ponerse tan dramática. Muchas de las que me seguís habéis sufrido situaciones mucho más difíciles de digerir. Lo cierto es que necesitaba alejarme de mi necesidad de ser madre y, entre otras cosas, necesitaba dejar el blog un poco apartado. Pero en los últimos días han pasado cosas muy interesantes en mi vida y necesitaba contarlo. Hay algo bueno y algo malo. 

Una muy buena noticia ha sido el nacimiento de Daniel, el primer hijo de nuestros mejores amigos. Estamos muy contentos, aunque no hemos podido ir a ver a la criatura, pues papá mimoso está recluido preparando sus exámenes finales y la visita en cuestión queremos hacerla con calma y mucho mimo. Los papis están muy bien y desde  aquí quiero darles ánimos porque los primeros días son muy ajetreados. Pronto estaremos juntos para conocer a nuestro sobrino más pequeño. 

Otra novedad importante es que ahora mismo cabe la posibilidad de que me quede en el paro en un par de semanas, o bien que haya cambios importantes en mi trabajo, o bien que me quede como estoy. Esta última posibilidad quizás es la menos probable. Todo viene como consecuencia del resultado de las elecciones municipales del pasado domingo. Mi trabajo está muy ligado a la política y por tanto a los resultados electorales. El caso es que el alcalde del ayuntamiento para el cual trabajo ha perdido la mayoría absoluta. Eso hace necesario un pacto para la estabilidad del gobierno local, y el partido con el cual han de negociar pide una reducción importante de los gastos. Entre ellos los destinados a comunicación, el área donde trabajo como personal externo. Es más que probable que prescindan de la empresa para la cual trabajo.

No sé qué pasará porque ahora mismo todo son rumores. Hasta la segunda semana de junio no creo que sepa nada. Pero papá mimoso y yo ya nos estamos haciendo a la idea por si acaso. Lo peor de todo es que papá mimoso tampoco está muy bien en su trabajo. ¿Será posible que nos quedemos en el paro los dos después de haber aguantado los peores años de la crisis? ¿Ahora que ya hemos dado el paso para tener un hijo? ¿Toda la vida luchando por tener una estabilidad laboral para lanzarse a la maternidad y ahora esto?

Si me pinchan no me sacan sangre. Por adelantarme a los acontecimientos he llegado a pensar en posponer la decisión de ser padres una temporada, hasta que la cosa se calme, pero papá mimoso dice que na nai de la china, que hará lo que haga falta para conseguir trabajo si se da la situación. 

Menos mal que nos dimos este mes de "descanso conceptivo", salvo un aquí te pillo aquí te mato que, según papá mimoso, "ojalá haya cuajado". A mí en el fondo también me gustaría, pero tal y como pinta el nubarrón que tenemos ahora mismo sobre la cabeza, no sé, no sé, quizás no es un buen momento. Os mantendré al tanto. Gracias por todos los achuchones del post anterior y un abrazo. 

lunes, 9 de mayo de 2011

De bajón

Quería haber escrito antes pero no me encontraba de ánimo. Este mes el golpe ha sido más fuerte, ya que tuve un retraso de un día. No os podéis imaginar las ilusiones que te puedes hacer con un retraso de un día. Snif...

Sigo con pocas ganas de hacer nada, apenas tengo fuerzas para leer y hacer un comentario ya me supone un mundo. Cuando estoy de bajón, estoy insoportable, y eso no se puede disimular en internet. 

En estos momentos sólo tengo pensamientos negativos. Necesito un poco de tiempo para reponerme y volver a ilusionarme. Llevamos ya 6 meses (8 ciclos en mi caso) intentando concebir, por lo que nos estamos acercando ya a la temible visita a una consulta de infertilidad. Lo siento, no tengo fuerzas en estos momentos. Espero que me comprendáis si desaparezco unos días. Gracias por vuestro apoyo. 

miércoles, 4 de mayo de 2011

Cuando seas madre cambiarás de opinión

"Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego", Gandhi

Voy a plantear un tema polémico, lo se y lo planteo aquí a riesgo de quedarme sola, pero me gustaría conocer vuestra opinión. Hoy almorzando con el resto de compañeros de trabajo he planteado que me parece fatal que Estados Unidos haya asesinado a Bin Laden, que preferiría que hubieran intentado capturarlo con vida y lo hubieran sometido a juicio. Igual que en su día me pareció abominable que condenaran a Sadam Hussein a morir ahorcado. Estoy totalmente en contra de la pena de muerte y la tortura. 

Mis compañeros se han reído de mi literalmente. Uno me ha dicho que si yo hubiera perdido un familiar en el 11S o en el 11M no pensaría lo mismo. Otra, madre de dos adolescentes, me ha dicho que pienso así porque no tengo hijos, que el día en que sea madre cambiaré de opinión y seré capaz de matar por mis hijos. 

¿Creéis que tiene razón mi compañera? Yo no soy madre y es verdad que no soy capaz de ponerme en la piel de una, pero tengo familia, amigos y sobrinos y no creo que la mejor manera de resolver los conflictos (a gran y pequeña escala) sea tomándonos la justicia por nuestra mano.

Yo muchas veces siento la necesidad de matar a mis vecinos porque no me dejan dormir, pero no se me ocurre llevarlo a la práctica. ¿En qué mundo vivimos? ¿Cómo le voy a explicar a mi hijo el día de mañana que Obama, Premio Nobel de la Paz, mandó capturar muerto al terrorista más sanguinario del planeta y lo vio en vivo y en directo?


Otra frase que se atribuye a Gandhi y que me encanta: 
En respuesta a la pregunta "¿Qué piensa de la Civilización Occidental?"
"¡Creo que sería una buena idea!"

No quiero ir por la vida en plan "soy la persona más buena del mundo", "no tengo sentimientos de odio ni de venganza"... no, esa no es mi aspiración. Sólo quiero decir que me parece horrible que los países democráticos actúen de este modo. El odio sólo va a generar más odio y al final será totalmente lícito que yo mate a tu hijo porque tu mataste el mío, ¿no? 

Igual os parece un tema fuera de lugar en un blog de maternidad, pero precisamente esta forma de pensar de la mayoría de la gente es lo que me ha parado mucho los pies a la hora de decidir si quería tener hijos. Me gustaría saber qué opináis al respecto. 

lunes, 2 de mayo de 2011

Casi de vacaciones

Han pasado unos diez días desde mi última entrada. He tenido muy pocas ganas de escribir estos días, pero no he dejado de lado mi actividad en la blogosfera. Sigo leyendo, aprendiendo y disfrutando de este camino tan chulo hacia la maternidad.

Os cuento lo que he hecho estos días. En Semana Santa vivimos nuestra semana de pasión (espero que no se moleste ningún católico), ya que nos tocaba ovular por esas fechas. Nos vino muy bien, ya que ambos estábamos de vacaciones y tuvimos tiempo para dedicarnos al sexo. Tuve un pequeño problema con la temperatura basal, ya que no subió lo que esperaba después de la gráfica tan de manual que tuve el mes pasado. Pero con la ayuda de Mamá (contra) corriente deduje que sí se había producido un aumento de temperatura. Pude respirar tranquila. Ahora estamos esperando el resultado. El próximo fin de semana tendré novedades. 

También aprovechamos esos días para visitar a unos buenos amigos que están esperando su bebé para finales de este mes de mayo. Pasamos un par de días en su casa, donde nos cuidan muy pero que muy bien. Charlando y comiendo pasamos los días y nos despedimos con la alegría de saber que la próxima vez que nos veamos ya habrá nacido nuestro sobri. Ánimo wapa, que ya te queda muy poco. 

La semana empezó en martes y el mismo jueves me fui antes del trabajo para acompañar a mi padre al hospital. Lo operaban de cataratas en un ojo. Fue genial y el pobre está deseando que le operen el otro para verse mejor que nunca. No se si lo he contado antes, pero aprovecho la ocasión. Mi padre y mi madre son personas sordas, así que os podéis imaginar lo importante que resulta para ellos la vista. Mañana lo acompañaré a revisión y espero que ya nos den cita para el otro ojo. 

El viernes no fui a trabajar para estar pendiente de cómo evolucionaba mi padre y aproveché la jornada para pasar el día con ellos y disfrutar especialmente con mi sobrino, de casi 2 años. Es el primer hijo de mi hermana, mi única hermana, así que siento un vínculo muy especial con el enano. Es tremendamente despierto, muy risueño y habla por los codos. En cierta medida es agotador, pero me siento muy feliz a su lado. Pudimos jugar tía y sobrino durante horas, así que nos lo pasamos genial. 

En Valencia hemos tenido fiesta este lunes, así que el fin de semana ha sido más largo de lo normal. He tenido tiempo para cocinar cosas ricas, para ver la tele, para dormir mucho, para leer blogs, etc. Esta es la vida que quisiera tener para el resto del año, pero mañana vuelve la rutina, y además tengo por delante una actuación con la "colla de dimonis" el próximo viernes, por lo que pasaré buena parte de la semana preparando el espectáculo. Os dejo a continuación un vídeo propio para que los que no conozcáis el mundo de los "dimonis" podáis haceros una idea. Lo grabé el verano pasado en una actuación en Cataluña. Es una pasada vivirlo desde dentro.

video

Por último, aprovecho para dar las gracias a Mi mundo de cristal por el premio que me concedió esta semana, "Tu blog me encanta".

Debería conceder el premio a otros 10 blogs, pero esta vez prefiero no destacar ninguno sobre otro, ya que me gustan todos los que tengo en la barra lateral. Muchas gracias Faith.