viernes, 27 de mayo de 2011

Noticias bonitas y otras novedades (chungas)

Siento haber desaparecido durante tantos días. Me ha faltado el ánimo y las ganas de escribir por los motivos que ya conocéis. Sé que no conseguir un embarazo después de seis meses no es motivo para ponerse tan dramática. Muchas de las que me seguís habéis sufrido situaciones mucho más difíciles de digerir. Lo cierto es que necesitaba alejarme de mi necesidad de ser madre y, entre otras cosas, necesitaba dejar el blog un poco apartado. Pero en los últimos días han pasado cosas muy interesantes en mi vida y necesitaba contarlo. Hay algo bueno y algo malo. 

Una muy buena noticia ha sido el nacimiento de Daniel, el primer hijo de nuestros mejores amigos. Estamos muy contentos, aunque no hemos podido ir a ver a la criatura, pues papá mimoso está recluido preparando sus exámenes finales y la visita en cuestión queremos hacerla con calma y mucho mimo. Los papis están muy bien y desde  aquí quiero darles ánimos porque los primeros días son muy ajetreados. Pronto estaremos juntos para conocer a nuestro sobrino más pequeño. 

Otra novedad importante es que ahora mismo cabe la posibilidad de que me quede en el paro en un par de semanas, o bien que haya cambios importantes en mi trabajo, o bien que me quede como estoy. Esta última posibilidad quizás es la menos probable. Todo viene como consecuencia del resultado de las elecciones municipales del pasado domingo. Mi trabajo está muy ligado a la política y por tanto a los resultados electorales. El caso es que el alcalde del ayuntamiento para el cual trabajo ha perdido la mayoría absoluta. Eso hace necesario un pacto para la estabilidad del gobierno local, y el partido con el cual han de negociar pide una reducción importante de los gastos. Entre ellos los destinados a comunicación, el área donde trabajo como personal externo. Es más que probable que prescindan de la empresa para la cual trabajo.

No sé qué pasará porque ahora mismo todo son rumores. Hasta la segunda semana de junio no creo que sepa nada. Pero papá mimoso y yo ya nos estamos haciendo a la idea por si acaso. Lo peor de todo es que papá mimoso tampoco está muy bien en su trabajo. ¿Será posible que nos quedemos en el paro los dos después de haber aguantado los peores años de la crisis? ¿Ahora que ya hemos dado el paso para tener un hijo? ¿Toda la vida luchando por tener una estabilidad laboral para lanzarse a la maternidad y ahora esto?

Si me pinchan no me sacan sangre. Por adelantarme a los acontecimientos he llegado a pensar en posponer la decisión de ser padres una temporada, hasta que la cosa se calme, pero papá mimoso dice que na nai de la china, que hará lo que haga falta para conseguir trabajo si se da la situación. 

Menos mal que nos dimos este mes de "descanso conceptivo", salvo un aquí te pillo aquí te mato que, según papá mimoso, "ojalá haya cuajado". A mí en el fondo también me gustaría, pero tal y como pinta el nubarrón que tenemos ahora mismo sobre la cabeza, no sé, no sé, quizás no es un buen momento. Os mantendré al tanto. Gracias por todos los achuchones del post anterior y un abrazo. 

12 comentarios:

Paris dijo...

lo ves?son etapas que pasamos, y hay que pasarlas para luego valorarlo todo más, al final sé que lo vais a conseguir!
en cuanto a lo del trabajo?lo siento si están así las cosas, pero espero que te de ánimos el saber que cuando yo me quedé...estaba en el paro, recien habia firmado un contrato nuevo, pero mi embarazo fue complicado y tuve que anularlo, fui sincera con la empresa, para que iba a empezar si luegop nunca iba a estar' la verdad es que me sentó muy mal el quedarme embarazada justo cuando no tenía trabajo, pero y qué???EL RESULTADO VALIÓ LA PENA. a los casi 5 meses de Maria, encontré trabajo de nuevo, hasta hoy, y estoy fija, que más quiero?ella me vino con un panecillo bajo el brazo...más adelante ya será un pan entero, por ahora me va bien unas horitas y así disfruto de ella el resto.
muchos ánimos guapa, todo irá bien!

Trax dijo...

No siempre los cambios tienen que ser negativos. Con esto no quiero decir que quiera que te vayas al paro eh?? Pero seguramente saldrán otras oportunidades que ahora ni os planteáis. Desviar tu pensamiento hacia otros temas puede ayudarte también en el embarazo. Seguiré tus noticias. Muchísima suerte y un beso enorme.

Belén dijo...

Los cambios no necesariamente son malos guapa, y ni tienen que frenar tu ansia de ser madre,...., y la de papá mimoso de ser padre. Tus intereses personales deben primar siempre sobre lo demás.
Te mando mucho ánimo y una pizca de suerte.
Besines.

Ester dijo...

YO sieempre digo que no hay mal que por bien no venga...de momento aún no ha llegado el "mal" así que no hagamos conjeturas..pero si llegaase...seguro que corto o medio plazo le ves el lado positivo.

Muchos besotes, Ester

Marta dijo...

No hay mal que cien años dure... Mucho ánimo y aquí estamos para compartirlo

Mamá (contra) corriente dijo...

Ay, qué giros da la vida!.

Nosotros decidimos que cuando empezamos a buscar a nuestro hijo aquello no tenía vuelta atrás. De hecho, mi marido se quedó en el paro en noviembre de 2008, cuando nosotros llevábamos ya un año buscando, y no cesamos en la búsqueda, eso sí que hubiera sido caer en depresión total!!!. Me quedé embarazada en enero de 2009 y mi marido no encontró trabajo hasta junio. No sé si fue el destino pero yo agradecí esos 8 meses que estuvo en el paro porque yo físicamente no estaba bien, incluso estuve ingresada dos semanas y si él no hubiera estado en el paro, no me hubiera podido cuidar.

Por cierto, que en 2009, estando mi marido en el paro y yo de baja por el embarazo, estuve a puntito de quedarme en el paro. Es decir, que estuvimos muy muy cerquita de quedarnos los dos sin trabajo y, además, con un bebé de camino.

No sé, el destino, la vida... como lo quieras llamar. Pero yo creo que siempre se sale adelante, mi marido siempre dice "Dios proveerá", aunque eso ya depende de si crees o no, claro!.

London dijo...

Si tuvieramos que buscar el mejor momento para ser padres la mitad no habríamos nacido!!!! Cuando me quedé embarazada de mi primera hija tenía 21 años y estaba terminando mi carrera y no me arrepiento. La segunda si fue buscada y el tercero vino de extrangis de Londres... No me arrepiento de ninguno de los tres. Salir siempre se sale.

Mucha suerte

Pajaguja dijo...

Cuando me quedé en paro hará pronto un año se me cayó el mundo encima, porque si mi puesto desaparecía el de mi chico iba por el mismo camino... Un año más tarde él sigue en el mismo sitio a la espera y llevamos 6 meses buscando. Existe la posibilidad de que estemos los dos en el paro y con un embarazo por medio, pero no por ello vamos a dejar de buscarlo. Como dice London, si tuviéramos que esperar siempre al mejor momento nunca tendríamos hijos.

Faith dijo...

Pues esperemos que pase lo que sea mejor para ustedes.... A lo mejor ese trabajo tuyo te esta frenando en algo y tienes mayores posibilidades en otra área, o de forma independiente, pero nunca lo sabrías si no pasara este sacudón. Bueno, ya conoces mi nuevo "lema" lo que pasa es porque tiene que pasar y todo sucede en el momento justo. A veces no somos nosotros quienes tomamos las decisiones, sino que nuestro entorno las toma por nosotros, y nos obliga a hacer cambios en nuestra vida. Por algo será. Un abrazo.

mama de parrulin dijo...

hola cariño, estaba deseando que volvieras, me alegro que estés mejor de ánimos. Lo del trabajo, pues son etapas, tal vez no ocurra nada, pero si ocurre, tal vez sea para bien, no?
Un beso grande y mimoso para tí.

Elena dijo...

Yo pienso que si pensaramos en nuestra situacion económica nunca tendríamos hijos pk siempre hay gastos inesperados todos los meses.

Mi primer hijo vino sin querer y a los dos años y medio vino el segundo buscado y con un solo sueldo en casa y de 800 euros.

De todo se sale veras que pronto estais muy bien y lo mismo ni te echan del trabajo. un saludo.

TC dijo...

Hola mama!

Lo primero, darte muuuuchos ánimos, entiendo muy bien esas desilusiones con los negativos mes tras mes. Yo te puedo decir que casi es lo peor, porque yo al menos me relaje mucho cuando empecé a hacerme las pruebas. Sentía que estaba haciendo algo más que esperar a que sonara la flauta, y me quitó muuuuucha presión de encima.

Sobre lo del trabajo... hija, las cosas estan mal en todos los sitios. Se que no es consuelo, pero es la realidad. Decidir continuar la busqueda o aparcarla temporalmente solo depende de vosotros, pero decidais lo que decidais, será una buena decisión, porque habrá sido meditada.

Mucho ánimo, disfruta de ese nuevo bebe de tus amigos mientras llega el tuyo.

Un beso!