miércoles, 13 de abril de 2011

Mi farmacéutico

Qué cachondo el tío. Me refiero al farmacéutico de mi barrio. En realidad tengo dos farmacias relativamente cerca de mi casa, pero desde que me instalé en este pueblo noté mi preferencia por una de las dos farmacias. En la otra me atendió una vez una chica muy seca y desde entonces si puedo evito comprar allí. 

El caso es que empecé a ir a la farmacia donde los que atienden me caen mejor. Son tres. El dueño -más mayor- y dos jóvenes, un chico y una chica. Todos, hasta la fecha, me habían atendido muy bien, con rapidez y con algún comentario simpático sobre el tiempo o cualquier tontería por el estilo. 

Así de bien hasta el otro día. Salimos mi marido y yo a dar una vuelta para estirar las piernas y relajarnos antes de cenar y pasamos justo al lado de la farmacia. Me acordé que se me estaban acabando las pastillas de ácido fólico que me recomendó la ginecóloga y decidí entrar. Entonces salió a atenderme el dueño, tan simpático como el de la foto.
Mi farmacéutico no es tan apuesto como este señor, pero le tiene un aire

Le pido el Acfol y me dice - en otro intento de ser simpático-:
- que estàs prenyà, mante! (es decir: ¿estás embarazada, cariño?)

A mitad de su frase yo ya me había puesto roja y sólo deseaba que no lo hubiera oído nadie. Mierda! Justo entraba una chica que conozco de vista. Menos mal que sólo llevamos un año viviendo en este pueblo y no nos conoce nadie. 

Yo le respondo: 
- Aún no, en eso estamos. (Miro a mi marido consciente de que he hablado más de la cuenta y a la espera de que me eche un cable, pero Marido de mamá mimosa está más ruborizado que yo)

Y el farmacéutico se crece:
- Dicen que para quedarse embarazada hay que estar muy aburrida, ja ja ja (se parte sólo)

Y entonces me sale a mi la vena suicida: 
- Pues a mi me han dicho que lo mejor es no ver la tele, ja ja ja (risa nerviosa) (A estas alturas, Marido de mamá mimosa está flipando con mi respuesta)

Tengo un problema. A veces mi cabeza dice: no digas eso, no digas eso! Y mi boca hace justo lo contrario, va a su bola. En fin, creo que he hecho amistad con el farmacéutico del barrio. Por cierto, ¿por qué todos los farmacéuticos que conozco están forrados? 

12 comentarios:

Mamá (contra) corriente dijo...

Yo tengo una farmacia a dos pasos de casa y ya no voy más. La farmaceútica es como radio patio y se mete en todo. Como me contaba la vida de personas de mi familia política, presupongo que también contaba la mía, algo que me parecía fatal (vamos, que si no les cuento yo mi vida, por qué se la tienen que contar otros?).

Pero lo peor vino con el tema de la Gripe A. La titular me dijo que si ella fuera yo se encerraría en casa y no saldría hasta haber dado a luz. Y la ayudante me dió por hecho que mi hijo venía pequeño porque mi tripa era pequeña. Ese fue el último día que entré, nunca mais.

Adriana dijo...

Jjaja.. me hizo mucha gracia. Yo, al igual que Mamá (contra) corriente, me he topado con farmacéuticos(as) bastante entrometidos. El tuyo es simpático ;)

Belén dijo...

Madre mía, qué fauna y flora hay por ahí suelta. Yo tengo suerte, tengo 3 farmacias a un paso de casa, y en todas son amables y no se meten en nada.

London dijo...

¿Qué por qué están forrados? ¿cuando has visto tu una farmacia vacía? debe ser el único negocio que no se resiente con la crisis!!

Mis farmacéuticos son encantadores, y si al final saben demasiado de ti jejeje.

marido de mama mimosa dijo...

Yo me he ruborizado con este tema dos veces. La primera con mamá mimosa en la farmacia. La segunda leyendo este post en el tren. Me he estado riendo un buen rato. Los "compañeros" sonambos de vagón han abierto los ojos para ver mis carcajadas.

Juliete dijo...

La verdad es que la situación es "peliagudilla"... ¿y si no quieres contárselo a nadie? ¿Y si lo estás y prefieres que no lo sepa la gente hasta dentro de unas semanas?... Supiste salir adelante, pq yo le habría dicho que se metiera la lengua en el C***. Jejeje.
A mi el otro día en el ambulatorio la enfermera que tenía que hacerme la analítica gritó en medio de la sala todos los nombres de las que teníamos que entrar...Cuando un señor le preguntó si le había llamado la muy "sonsa" va y le dice: "Ahora solo pasan las embarazadas, ¿está usted embarazado?". Estaban ahí todas mis vecinas, cotilleando y sabiendo por su boca que estoy embarazada... Y a parte, le pegó un corte al pobre hombre que me supo fatal... En fin, que hay que saber estar (y en este caso tú has sabido). ;)

Anónimo dijo...

Es que os ruborizáis con ná... Yo a mi farmacéutica se lo cuento TODO! Ah! que es Stellita.. jeje! Yo ahí juego con ventaja... Esperaremos veros en Pascuaaa!. Un besazo de los tres :D (de uno concretamente, patada en las costillas... jiji) Muaquis!

Cartafol dijo...

Nosotros tenemos suerte, sólo una farmacia y nada de cotilleos, eso si forrados, forrados!!!

Trax dijo...

Pues me ha parecido majo el hombre!
Nosotros tenemos bastantes farmacias por aquí, pero procuro siempre ir a la misma, me caen bien.
Aunque claro, el día que fui con todas las recetas para el tratamiento, pusieron esa cara de pena que detesto, mientras me recordaba una y otra vez que era mucho dinero.
Supongo que se habrá enterado medio barrio pero hasta el momento nadie me ha dicho nada.
Ah, forrada forrada!!

siempre mamá dijo...

Je je, me ha encantado, yo no tengo ese problema, pero mi marido tiene una prima farmaceútica, forrada, claro, pero ¿Sabéis o que cuesta hacerse con una ? Una pasta, además es un negocio seguro je je
Creo que todo el pueblo empezará a preguntarte en breve, no te sorprendas :)

Ester dijo...

los farmaceuticos tienen eso...que si tienen suerte de tener una farmacia a su nombre se forran..jejej

Has sabido contestar bien....y muy graciosaaa...otra a lo mejor se hubiese cortado!

Por ciertooo comenzaré a recopilar retales para la colcha al final de año..y me encantaría que particpaesas...ya te enterarás por el blog...animateeee y hazla tú también, es una tradición china, cuando va a nacaer un bebe todos los familiares y amigos regalan un trocito de retal y un deseo...con los retales se hace la colcha y con los deseos se hace el "libro de los deseos", es muy bonito...desde hace bastante tiempo, de está tradición china se han apoderado las familias adoptantes...jeje...así que es muy habitual que durante la larga espera la hagamos losfutros papis...yo la voy a hacer tanto para mi peque de corazón como para mi peque de barriga...

Muchos besotes, Ester

Ester dijo...

HOla cariñet!!!

El retal tiene que ser de 25x25 y la gracia está en que haces la colcha con muchisimos retales diferentes...y sobre todo por lo que significan esos retales, buenos deseos y un poquito de cada casa de personas que están deseando que tu bebé esté contigo...creo que la idea es preciosa!!

En China se llama "Bai Jia Bei"

Te dejo una página donde puedes leer más sobre está tradición China: http://chineseredlanterns.wordpress.com/2006/09/02/la-colcha-de-los-100-deseos/

Aquí otra: http://nuestraestrellaoriental.nireblog.com/post/2007/09/12/la-colcha-de-los-100-deseos-o-bai-jia-bei

Muchos besotes, ester